Crioterapia: curar con frío


 La crioterapia es una técnica que se basa en la aplicación de frío en el organismo con fines terapéuticos. Cuanto más rápido se aplique y más frío sea, el efecto terapéutico será mayor.
Se utiliza para la destrucción de tejido muy dañado y también para el control de inflamaciones, dolores o edema.
Los efectos en el organismo se dividen en tres:
-Efectos hemodinámicos ya que disminuye el flujo de sangre.
-Efectos neuromusculares porque aumentan el umbral de dolor, disminuyen la velocidad de conducción del nervio y alteran el estiramiento de los músculos.
-Efectos metabólicos ya que disminuyen las reacciones metabólicas como la inflamación.
La crioterapia no se puede aplicar  sobre una herida abierta, en pacientes que sean de muy corta edad o de edades avanzadas y en caso de que la persona tenga hipertensión.
Los usos mas frecuentes de este tipo de terapia de frío son el control de una inflamación, controlar un edema y tener más tolerancia al dolor.

Comentarios