Quemaduras


Las quemaduras son lesiones que se producen en la piel o en tejidos inferiores y son causadas por diversos factores, por ejemplo el calor, el frío, los químicos y la electricidad. Según la cantidad de tejido que afecten, las quemaduras pueden clasificarse en  quemaduras de primer grado, que afectan tan solo la capa externa de la piel enrojeciéndola sin llegar a formar ampollas. Las de segundo grado afectan las dos primeras capas dérmicas y forman ampollas que no deben ser rotas en ningún caso ya que esto puede derivar en infecciones. Por último, las de tercer grado, que destruyen los tejidos y forman zonas muertas y costras.
Lo primero que se debe hacer, en el caso de una quemadura pequeña, es lavarla bajo el chorro de agua fría, por lo menos durante 15 minutos o hasta que pase el dolor. Luego se deben colocar compresas de agua fría, nunca de hielo ya que restringe el paso de la sangre con la consiguiente imposibilidad de cicatrizar la herida.

Remedios naturales

1-Cortar un trozo de aloe vera y aplicar la pulpa directamente sobre la quemadura. Puede ajustarse con una gasa limpia.
2-Hervir, limpiar, pelar y cortar una papa en rodajas finas. Dejar enfriar en el congelador o en el freezer, aplastar con un tenedor y formar un puré que se debe colocar sobre las heridas ayudándose con una venda. Setos debe ser cambiado tres veces por día hasta que la herida cicatrice.

Comentarios