Dolor de cuello

Debido a su estructura complicada (músculos, vértebras y nervios) y al hecho que se mueve constantemente, y debe sostener la cabeza, el cuello es vulnerable a tensiones, rigidez y, muchas veces, dolores . Entre las causas más comunes  de dolores de cuello se incluyen: mala postura, estrés, el uso de almohada inadecuada, espasmos producidos por movimientos bruscos (tortícolis) y la presencia de lesiones.
Recetas naturales
Baño de hierbas: preparar un baño con una infusión de tres cáscaras de naranja, cuatro hojas de lechuga y dos cucharadas de miel, los cuales deben ser mezclados en medio litro de agua y luego hervidos durante 20 minutos. Esta infusión debe ser añadida al agua de la bañadera. Este baño relajante ayudará mucho si el dolor de cuello es causado por tensión.
Aromaterapia: Deslizar varias veces de derecha a izquierda una toalla empapada con aceite de mejorana o romero en el cuello. O preparar una cataplasma con un pedazo de tela de algodón limpio y varias gotas de tintura de árnica para aliviar el dolor.
Hielo: Aplicar en el cuello una bolsa plástica conteniendo hielo picado. Si el cuello ha recibido alguna pequeña lesión, este remedio es ideal para reducir la inflamación. Una vez que haya disminuido la misma, aplique  una toalla empapada con agua caliente, durante 10 minutos.

Fuente de la imágen: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Neck.png

Comentarios