Celulitis

Es la alteración de la hipodermis o lipodistrofia, en la que se produce un aumento del tamaño de las células grasas (adipocitos) junto a retención de liquidos. Lo cual produce un entorpecimiento de la circulación sanguíneo y linfática. El resultado es la formación de la llamada "piel de naranja" o bultos sensibles a simple vista o que se hacen patentes al pellizcar levemente la piel y que suelen ser dolorosos al tacto. Se localiza preferentemente en caderas, muslos, glúteos, vientre, rodillas y abdomen.
Las causas, pueden ser de tipo hormonal, alimentación inadecuada, sedentarismo, tabaco, alcohol, café, y ciertos fármacos (abuso de laxantes, diuréticos y anticonceptivos orales).

Medidas terapéuticas:

Alimentación: debe ser rica en fibra, vitaminas y minerales, consumir abundante tomate, ajos, alfalfa (cápsulas), pepino, cebolla , piña, papaya, limón, pomelo, perejil, col, repollo, hinojo, zanahoria y cereales integrales (avena, mijo, cebada).
Por el contrario, eliminar: bebidas gaseosas, té, café, alcohol, carnes grasas, embutidos, salsas, especias, conservas, grasas, dulces y productos refinados. 
Ejercicio físico: de forma regular, andar, natación o ciclismo.
Cosmética natural: preparados a base de: centella asiática, hiedra, rusco, té verde, fucus, árnica y esencias de: limón, naranja, mandarina, pomelo, salvia o romero. Aplicados tras la ducha, en dirección ascendente y en círculos.
Masajes: manual, o con aparatos específicos, hipertermia mediante aparatos específicos.
Hidroterapia: baños con esencias (aromaterapia) o con algas marinas, emplastos de lodos termales o de arcilla, duchas alternas (frías-calientes).
Plantas medicinales: fucus, diente de león, retama, rusco, castaño de indias y mostaza negra.

Comentarios