Las flores de Bach

Las personas enfermas suelen desarrollar estados de animo negativos, temerosos del futuro y hasta de cierta amargura. Es bien sabido que la relación entre estados de ánimo y salud corporal conforma una unidad cuyas partes interactúan. Al restablecimiento del equilibrio de esta interacción apuntan las flores de Bach. Edward Bach, el fundador de este tipo de terapia, afirma que la conciencia del enfermo se modifica negativamente. Sus técnicas curativas tienden a producir en el enfermo un cambio consiente en sentido positivo.
Las flores de Bach actúan con sutileza en los planos energéticos, para restablecer la comunicación con el Yo superior.
Son muchas las enfermedades que pueden ser tratadas con las flores de Bach como complemento de otras terapias. Al devolver al enfermo un estado de conciencia volcado a lo positivo, las esencias de Bach contribuyen a que vuelva a fluir la vida.
Bach seleccionó 37 plantas que por sus características energéticas tienen la posibilidad de cambiar lo negativo en positivo en el alma del paciente. a las 37 esencias hay que agregarle agua de roca, con la que se completa la serie de 38 elementos para el tratamiento completo.
En los próximos artículos, iré añadiendo las distintas flores de Bach con una pequeña descripción de las propiedades de cada una.

Comentarios