Aromaterapia contra el mal de Alzheimer

Existen varios remedios en base a la aromaterapia para combatir la enfermedad de Alzheimer, que no es otra cosa que la demencia presenil caracterizada por confusión, trastornos de la memoria, desorientación, intranquilidad, agnosia, trastornos del lenguaje, incapacidad de llevar a cabo movimientos intencionados y alucinaciones.

Como relajante y calmante, el aceite esencial de lavanda es magnífico. Ponga en el agua del baño 6 gotas de ese aceite y agite el agua para que se disuelva con facilidad. Recuerde no poner el agua a demasiada temperatura para evitar que se evaporen demasiado rápido. Recuéstese en la bañera, relájese y permanezca durante 10 minutos en esa posición.

Otro remedio que puede funcionar muy bien es poner dos o tres gotas de aceite esencial de mandarina, de azahar o de rosa en un quemador de aceites esenciales, junto con un poco de agua. Su aroma le ayudará a calmarse. Los aceites esenciales de limón y de melisa también son muy relajantes. Puede poner tres gotas de cada uno en el agua del baño, o dos gotas de cada uno en el quemador de aceites. También puede probar con dos gotas de cada aceite esencial en un pañuelo, e inspirar tres veces.

Comentarios

Ivan ha dicho que…
Considero que lo esencial para disminuir el riesgo de Alzheimer es tener mucha actividad mental (pensar, leer, utilizar los sentidos, no ver TV, etc.). La aromaterapia es una buena manera de estimular la actividad cerebral.