Hidroterapia, beneficios



La hidroterapia ayuda a aliviar dolor de estómago, disminuye el dolor de las articulaciones y baja los niveles de azúcar en la sangre. Realizando 10 o 15 minutos de hidroterapia durante la mañana, los pacientes que sufren de artritis notan un alivio que les permite realizar ejercicios y que disminuye la rigidez muscular. Hay diferentes tipos de hidroterapia, la hipertermia, que se usa en caso de fiebre, para controlar la temperatura, los baños de remolino, que son los que se utilizan para rehabilitar los músculos y las articulaciones lesionadas, además de curar llagas y heridas infectadas, hinchazones y dolores ligeros. Los baños neutros son terapias de inmersión total donde el agua llega hasta el cuello, a una temperatura de entre 33 y 36 grados. Es calmante del sistema nervioso y se utiliza para el tratamiento de trastornos emocionales, mentales y de insomnio, también ayudan a eliminar toxinas cuando se trata de abuso de alcohol y drogas. Existen tres tipos de aplicaciones que se pueden realizar de hidroterapia, la dinámica a través de grifos o canillas, la mecánica, en donde se implementan masajes y la química donde se agregan componentes al agua que sirven para relajar el cuerpo.

Comentarios