Colesterol

Es una sustancia grasa, presente en todas las células del organismo y necesario para la vida, que solo resulta peligroso para la salud cuando se encuentra en cantidades elevadas en la sangre. Procede de dos fuentes: endógeno o el sintetizado por las células del organismo, especialmente las hepáticas. Y exógeno o el procedente de los alimentos.
Las lipoproteínas son moléculas que viajan con el colesterol por la sangre. Las de baja densidad (LDL), llevan el colesterol a los tejidos y constituyen el factor más importante para el desarrollo de la arteriosclerosis, es lo que comúnmente llamamos "colesterol malo". Y las de alta densidad (HDL), se ocupan de limpiar las arterias del exceso del colesterol, y es el denominado popularmente como "colesterol bueno".
Hay una relación directa entre el exceso de colesterol en sangre (hipercolesterolemia) y la aparición de afecciones cardiovasculares (infarto, trombosis, falta de riego en las piernas, etc.), enfermedades producidas por la presencia de arteriosclerosis o endurecimiento de las arterias.

Que medidas terapéuticas hay que tomar

En cuanto a la alimentación:se deben consumir alimentos pobres en grasas, especialmente las saturadas de origen animal (yema de huevo, embutidos, leche entera, carnes, grasas, vísceras) y también las vegetales como las de coco y palma. Pobre, también,  en alimentos con colesterol (huevos, hígado y marisco). Rica en grasas mono y poliinsaturadas, aceites vegetales de la serie omega 6 (acido linoleico), pescado azul, y aceites vegetales de la serie omega 3 (acido alfa-linolénico) y aceite de oliva. Rica en proteínas de origen vegetal (frutos secos, legumbres y especialmente la soja). Rica en fibra sobre todo la soluble (salvado de avena, semillas de lino), verduras, frutas y legumbres.
Los complementos dieteticos que hay que consumir son: antioxidantes: vitamina E, selenio, B-caroteno y la vitamina C, frutas y verduras. Otras vitaminas y minerales como las del complejo B y el magnesio. Lecitina de soja y ácidos grasos poliinsaturados (omega 3 y omega 6) .
Con respecto a la fitoterapia conviene consumir : ajo, alcachofa, diente de león, abedul, fumaria, rábano, alfalfa, harpagofito, zarzaparrilla, berenjena, te verde, algas chlorella.
Otras medidas pueden ser: evitar el sobrepeso. Realizar ejercicio físico moderado y de forma
regular, dejar de fumar, controlar la tensión arterial, y llevar una vida tranquila.

Comentarios