Remedios caseros para curar la anemia

Tonico de damasco: hierva 250 gramos de damascos a fuego lento, en medio litro de agua, durante 12 horas. Retire y deje enfriar. Saque los carozos. Licue . Agregue un litro de vino tinto, 1 cucharada de tintura de ortiga y media cucharada de tintura de raiz de diente de leon. Mezcle bien todo y guárdelo en botellas esterilizadas de vidrio oscuro, para proteger el tónico de los nocivos efectos de la luz. Puede conservarse hasta tres meses.
Jugo de carne: utilice carne roja para, una vez cocida ligeramente, triturarla o licuarla, y sacarle todo el jugo. Tome éste en forma de caldo, ya que contiene mucho hierro.
Zanahorias con remolachas y levadura: licue 2 zanahorias y una remolacha, y agregue dos cucharadas de levadura de cerveza. Tome este preparado nueve días seguidos, descanse tres y repita el tratamiento.

Comentarios

Luz del Alma ha dicho que…
Gracias Admin por lo que compartes, me llevo mucho de aquí.
Abrazo de luz, Mirta
Admin ha dicho que…
Muchas gracias por tu comentario Mirta! la verdad que eso me insta a seguir trabajando en el blog cada vez con mas ganas. Un beso grande
Marcela
Luz del Alma ha dicho que…
Marcela, sigue haciendolo, lo que publicas es de mucha ayuda para muchos...
Gracias, abrazo de luz, Mirta