Hemorragias nasales

La hemorragia nasal, por lo general, se trata de una afección local provocada por sonarse la nariz con demasiada fuerza o por hurgar en las fosas nasales. También puede deberse a infecciones localizadas en el área, como rinitis, sinusitis o naso-faringitis. En ocasiones se produce en personas con presión alta. Casi siempre este tipo de hemorragia es indolora. Si la hemorragia no se detiene al cabo de media hora, es imprescindible la atención médica.
Tratamientos caseros
Detener la hemorragia: apretar con los dedos las partes blandas de la nariz respirando lentamente por la boca. Aplicar paños fríos en la nuca y en el frente. Si no se detiene la hemorragia en 10 minutos, colocar algodones embebidos en jugo de limón en la nariz y esperar media hora antes de sacarlos para cambiarlos.
Inhalaciones de cola de caballo: como preventivo pata las personas propensas a las hemorragias nasales, se recomienda estas inhalaciones. Agregue 100 gramos de espigas de cola de caballo a medio litro de agua. Deje hervir durante quince minutos y cuele el preparado. Atención: recuerde que ese líquido es sólo para inhalar . No debe beberse .
Baño caliente de pies: sumerja los pies en agua en caliente a la vez que aplica paños fríos en la frente .

Comentarios