Tratamientos naturales para aliviar el dolor de oido

Compresas calientes con sal: aplicadas en el exterior del oido, alivian la molestia.
Aceite de oliva: eche un par de gotas de aceite de oliva en el oido afectado y tápelo con un poco de algodón.
Dieta líquida: durante 24 - 48 horas elimine todo tipo de lácteos y azúcares.
Sal caliente: caliente en el microondas un vaso con sal. Luego vierta la sal en una bolsita de tela o envuélvala con un paño limpio para colocarla sobre la oreja.
Limpieza: mantenga sus oidos perfectamente higienizados, para prevenir infecciones de zonas próximas (garganta, nariz). Protéjase de los días fríos, y de los ventosos en particular

Comentarios