Tratamientos naturales para curar los callos de los pies

Cataplasmas alternadas de arcilla y cebolla: Prepare el lodo o arcilla amasandolo con abundante jugo de limón. Prepare otra con jugo de cebolla cruda. Aplique primero la de arcilla y limón y dejela por dos o tres horas.
Reemplácela por la de lodo y cebolla. Puede dejar alguna de ellas toda la noche. A la mañana siguiente lavar bien y rebajar el callo con una lima especial.
Crema de espliego: poner 6 cucharadas de lanolina en un recipiente a baño María hasta que se funda. Calentar aparte 3 cucharadas de aceite de almendra y 3 cucharadas de glicerina. Echar en el recipiente de lanolina fundida revolviendo sin parar hasta que la mezcla haya emulsionado y esté casi fría.Agregar 3 gotas de aceite esencial de espliego y guardar en un recipiente con cierre hermético. Masajear cotidianamente los pies en esa crema.
Baños calientes: ponga los pies en baños de agua bien caliente con bastante sal y manténgalos durante todo el tiempo que pueda. Repetir hasta que los callos se ablanden.

Comentarios