Aromaterapia para aliviar los dolores reumáticos

Puede realizarse una cataplasma de arcilla verde -con propiedades antiinflamatorias-, a la cual se agregan aceites escenciales, como los de alcanfor, orégano, enebro y cola de caballo.
Se coloca la cataplasma cobre la zona dolorida a tratar, y se cubre con un paño de algodón. Debe dejarse actuar de una a cuatro horas.
Muchos aceites esenciales pueden reducir la inflamación e impulsar el proceso curativo. Se aconseja un masaje con los aceites de pino, limón o enebro (entre 7 -14 gotas) en aceite de almendras dulces.
Finalmente, el masaje con tres gotas de aceite esencial de lavanda en 10 ml de aceite de germen de trigo calma el dolor y ayuda a aliviar la rigidez. También puede usarse para masajear la zona dolorida siete gotas de aceite esencial de eucalipto de 25 ml de aceite de almendras dulces de pepita de uva.

Comentarios