Técnicas naturales para aliviar la ansiedad

Técnicas naturales para aliviar la ansiedad

Sufrir de ansiedad no es para nada agradable...se sienten nervios, tensión y parece que todo nos sale mal. Por fortuna existen diferentes técnicas naturales para aliviar la ansiedad. En esta entrega te explicaremos cómo actuar en casos de ataques de ansiedad y te daremos algunos datos muy interesantes.

¡Sigue leyendo!


Tratar la ansiedad sin ningún tipo de pastillas puede ser más sencillo de lo que parece. Simplemente deberás realizar ejercicio físico para descargar las tensiones. Hacer actividad física libera endorfinas (las llamadas hormona de la felicidad) que disminuyen cualquier tipo de dolor y además aumentan el estado de ánimo positivo. 

También puedes practicar diferentes técnicas de relajación. Controla tu respiración de la siguiente manera: inhala por la nariz lenta y profundamente y exhala por la boca luego de hacer que el oxígeno llegue a la parte baja de tu estómago. Mientras haces esto concéntrate en el recorrido que hace el aire por todo tu cuerpo y solo intenta sentir como entra y sale de tu cuerpo. Este ejercicio de respiración hazlo mientras sientas que la ansiedad es más fuerte y que necesitas relajarte. Lo ideal es practicar esta técnica a diario por unos diez minutos. Para lograr un mayor efecto puedes agregarle también a tu momento a solas un poco de musica suave.

Si practicas yoga o ejercicios de Tai Chi, habla con tu instructor para que te de las pautas para realizar ejercicios de relajación que te permitan alejar la ansiedad de tu vida. 

Síntomas de la ansiedad

Las personas ansiosas se reconocen por ser muy inseguras, poseer pensamientos negativos hacia todo y sentirse constantemente amenazadas por otros. Es decir que se sienten el centro de todo y que todos giran a su alrededor. 

Las personas con ansiedad presentan también diferentes cambios fisiológicos como sudoración, taquicardias, problemas estomacales, tensión en los músculos.Sufren de un aumento de la presión arterial y además sequedad bucal.

La ansiedad produce una gran baja en las defensas (que se puede combatir comiendo alimentos con alto contenido de vitamina C). Esto hace que sufran mayor cantidad de enfermedades que muchas veces desembocarán en tratamientos agotadores y complicados para seguir.

Si conoces alguna persona con ansiedad o tu mismo la padeces, seguro habrás notado los diferentes actos involuntarios o tics, los olvidos o el tartamudeo del cual los ansiosos son victimas y los cuales en muchas oportunidades son inclusive negados. 

Cómo reconocer una crisis de ansiedad

Para reconocer si estás siendo víctima de un ataque de ansiedad, notarás que tu respiración se acelera, te falta el aire y sientes que te ahogas. Esto provoca que tu corazón lata mucho más rápido produciendo taquicardia y sentirás que tu pecho se oprime. Además sudarás profusamente y sufrirás de sofocos o calores que aparecen y desaparecen de manera intempestiva. 

Es probable también que te cueste comer porque la opresión en la garganta te impide tragar los alimentos o cualquier tipo de líquido con normalidad. Además estos episodios de sofocación se verán intercalados con temblores y escalofríos e inclusive mareos. Fisiológicamente, un ataque de ansiedad acompaña a los síntomas anteriores con deseos incontenibles de orinar y diarrea. 

Este pequeño compendio sobre la ansiedad te será util para saber cómo salir de ella y dominarla para evitar que perturbe tu vida y te impida realizar tus actividades normalmente. Si notas que igualmente los sintomas continuan, no dudes en consultarlo con un especialista. 

Te recomiendo que visites: Cómo usar la aromaterapia para reducir el estrés

Comentarios