El sol calma el dolor

Pacientes que sufrieron cirugia de cuello o columna fueron tratados post-operatoriamente en un hospital en diferentes zonas:una con mucha luz solar y la otra con menor exposición a la luz. La intensidad de la luz sse midió dos veces por día:a las 9:30 y a las 15:30 abriendo o cerrando las cortinas para maximizar o minimizar la cantidad de luz.
Los pacientes recibieron analgésicos según sus necesidades, administrados por el personal de enfermería. El promedio de uso de analgésicos por hora fue calculado para cada paciente, al mismo tiempo que los pacientes llenaron cuestionarios describiendo su dolor.
Los pacientes que se encontraban en salas bien iluminadas reportaron menos dolor y estrés y utilizaron un 22% menos de analgésicos por hora, que los que estaban en salas mas oscuras.
Es muy posible que los mecanismos responsables de los beneficios demostrados estén relacionados con los niveles sanguíneos de seratonina. Este neurotransmisor inhibe las rutas del dolor a nivel del cerebro y médula espinal, y sus niveles san´guíneos se incrementan por la exposición a la luz solar.

Comentarios