Ejercicios que ayudan en caso de bronquitis

Hacer ejercicio con regularidad fortifica los músculos que ayudan a respirar. Trate de hacer ejercicio por lo menos tres veces por semana. Comience haciendo ejercicio despacio y durante poco tiempo. Luego aumente lentamente la cantidad de tiempo que hace cada día y la velocidad con la que lo hace. Por ejemplo, puede comenzar a hacer ejercicio caminando lentamente durante 15 minutos, tres veces por semana. Luego a medida que su condición física mejore, aumente la intensidad de las caminatas y además puede subir a 20 minutos por día de caminata, luego a 25 y después a 30 minutos.

Existe un método que se conoce como “respiración de labios fruncidos”, que lo puede ayudar. Para hacer esto, aspire profundamente, y luego haga salir el aire, despacio, a través de la boca mientras mantiene los labios fruncidos como si fuera a darle un beso a alguien, este tipo de respiración reduce la respiración rápida que acompaña a la bronquitis crónica.

Comentarios